Biografía de La Paja Nocturna

Y esto es La Paja Nocturna: Vi…vi…vital antes de dormir

La historia de La Paja Nocturna es una de muchos acontecimientos, unos buenos, otros malos. Pero si hay algo que siempre la ha caracterizado es la fidelidad de sus fans, llamados de cariño La Comunidad Pajera

Sobra decir que Medina y Pérez ya para ese entonces tenían cerca de dos años de conocerse y se presentaban frecuentemente junto a otros comediantes en Café Malpaís y El Lobo Estepario, ambos en San José.

Cuando Acid Bar, un bar propiamente de ambiente metal, invitó a Pérez y Medina a actuar ahí, ellos sabían que había que hacer un humor un poco más, por así decirlo, “ácido”.


Con el primer invitado internacional: Luismi desde España

Justamente los “Domingos de Humor Ácido” son los que depararon la oportunidad de que que los Pajeros mayores conocieran a Edgar Murillo, miembro de la Media Docena, que se encontraba entre el público y que tuvo una idea: llevarlos a hacer un show en vivo para la gerencia de la Cadena Radial Costarricense con el fin de conseguir un espacio radial que reemplazara “Platicomedia”, programa de la Media Docena que salía del aire.

La presentación se programó y realizó, teniendo reacciones mixtas (un humor ácido no podía tener pegue ante un público principalmente conformado por hombres mayores de 50 años) pero hubo alguien que no sólo lo disfrutó sino que propuso algo que ninguno había pensado: hacer un programa humorístico en una emisora metalera.

Esa persona fue Alfredo “Chino” Moreno y la emisora era 915.

Fue en algún día del mes de Marzo del año 2012 que, luego de una breve reunión con Andrés Quintana, Moreno y Edgar Murillo (Pérez llegó tarde), se acordó intentarlo con un programa nuevo, el cual tendría de anfitriones a Pablo Pérez, Javier Medina y Rubén “Perrillo” González.

Por conflictos de horario, Perrillo desistió de participar como miembro oficial, pero se comprometió a colaborar una vez a la semana (se comprometió, no es que lo cumpliera)

En fin, luego de esa reunión se acordó iniciar con el programa DENTRO DE TRES DÍAS.

Pasaba algo: no había nada planeado, ni siquiera el nombre.

Es así como al día siguiente de dicha reunión y ocupando las oficinas de la Media Docena a altas horas de la noche, Edgar, Pérez y Medina se dieron la tarea de montar ideas, conceptos y el nombre de un programa para las noches en una emisora metalera.

Un borrador con ideas barajadas para la Paja, 2012

Varios personajes salieron de ahí, lo mismo los segmentos, pero aún faltaba el nombre. Se barajaron varios: “Nocturnal”, “Oscuritos”, “Nocturno Oral”, sin llegar ninguno a convencer.

Cansados y trasnochados, todos despidiéndose en el parqueo afuera, “alguien” (que hasta hoy en día se discute quién fue) dijo:

“Es que es un programa para llegar a hablar paja”.

Y ahí, “alguien” dijo;

“¿Y si le ponemos la Paja Nocturna? Tiene doble sentido, jugamos con el morbo de la gente pero nosotros simplemente hablamos paja”.

Nunca antes hubo acuerdo más simple y rápido: “La Paja Nocturna” debía ser el nombre.

Así, bajo la supervisión y producción de Edgar, sin ninguna publicidad previa, sin experiencia, sin técnico controlista, sin timing, sin talento…La Paja Nocturna arrancó a las 11:00pm. Sonaba “Sweet Home Alabama” de Lynyrd Skynyrd cuando se interrumpió la canción. Se escucharon gritos, golpes, madrazos. Todo fue una idea de “Chino” Moreno, la cual era que si nadie sabía que íbamos a estar en radio con este programa, debíamos arrancar como si fuera un asalto, secuestrando la cabina, amarrando al guarda y apropiándonos de la emisora, sin saber usar las consolas y controles. El primer comentario en el Facebook de 915 fue “What The Fuck!!!”, y ciertamente no había otra manera mejor de describir todo.

Sin embargo, el inicio fue duro. El segundo comentario en el Facebook fue “Programa destinado al fracaso en 3,2,1…” (el “comemierdismo” no es algo nuevo, como pueden ver) y la respuesta inicial no fue la mejor posible. Muchos se quejaron del contenido, muy pasado sobre temas de política, sexo y religión, llegando incluso a recibir cartas escritas a mano (cuando se escribe una carta a mano es verdadera señal de que el odio es en serio) y dirigidas a la emisora demandando que el programa fuera retirado del aire.

En parte, tenían razón de molestarse y en parte no. Por un lado, ciertamente era un programa sin filtros a cargo de novatos cuya experiencia se resumía a humor negro en una bar metalero. Pero por otro lado, era una propuesta necesaria. Primero para ofrecer algo distinto en las noches que no fuera “El Club del Taxista”, y segundo para romper con tanta mojigatería y doble moral en los medios de comunicación, y la comunidad rockera metalera iba a ser ese aliado, aunque fuera de 11pm a 12pm todas las noches de Lunes a Viernes.

Medina y Pérez en cabina de 915, 2012

Así, poco a poco, los anfitriones de La Paja fueron adquiriendo la experiencia necesaria para comprender que había que hacerse a querer, y con ello el show fue adquiriendo una sólida base de seguidores y el status de programa de culto. “Ese show donde se habla sin filtro”, comenzó a acompañar a muchos estudiantes y trabajadores de horario nocturno, los cuales religiosamente sintonizaban para escuchar el resumen del día a cargo de Pérez y Medina mientras matizaban la noche con música de Iron Maiden, Slayer, Zeppelin, entre otros.

Poco a poco fueron apareciendo los personajes como “Memo el Emo” y sus historias depresivas, “Mal Rai Cuchillo Drogas” colaboración de “Perrillo” los Lunes y que como rata “asaltólogo profesional”  se dedicaba a hacer crítica de los relatos de asaltos enviados por los radio escuchas. “La Niña Trochita Calero” profesora pensionada dedicada a analizar la ortografía con la que se escribe en redes sociales. El “Dr. José K-Chondo” sexólogo con las peores respuestas a las consultas de la comunidad pajera. Y por supuesto: el favorito de todos: “Benito Adolfo Alfaro”, basado en la figura de Alberto Cañas, y el cual es esposo de Trochita, señor gritón, cartaginés conservador y presidente de la Asociación de Extrema Derecha Conservadora Costarricense, el cual llegaba a censurar el vocabulario de Pérez y Medina, a su vez proponiendo nuevos eufemismos tales como:

”Engendro de fémina dedicado al comercio carnal” – reemplazo de “Hijo de Puta”

”Coprófago” – reemplazo de “Comemierda”

”Bigornia” – reemplazo de cualquier objeto, memoria o situación que normalmente se reemplaza con “Picha”

“Falocéfalo” – reemplazo de “Carepicha”

“PlanFiscalear” – reemplazo de “Coger”

Otros personajes se fueron sumando, otras secciones fueron naciendo como “El Santoral”, donde se le rezaba a los Santos del día con una oración que rimaba el nombre del Santo con las peticiones más ridículas y graciosas posibles. Poco a poco otros colaboradores e invitados pasaron por cabina y la Paja fue creciendo.

Desgraciadamente, la emisora 915 ya venía atravesando serios obstáculos económicos. Costa Rica no es mercado para el público metalero, y la pauta no era la mejor. Incluso antes de que arranacara La Paja ya había habido un intento de cerrar la estación, lo cual desencadenó la infame manifestación de metaleros afuera de las instalaciones de CRC. En ese entonces Pilsen metió mano y pautó ahí para mantenerla a flote.

Una vez terminado el contrato y al no renovarse, la gerencia de CRC no tuvo otra opción más que dar por terminada la emisora (la frecuencia es actualmente utilizada por Teletica Radio) y con ello el fin de La Paja en radio nacional.

Un tiempo después, sale la oportunidad de volver, esta vez por medio de la emisora online Fedbak Radio, estación en la que se mantienen por unos cuantos meses antes de dar por terminado en mutuo acuerdo el cliclo de La Paja a finales del 2013.

A partir de ahí, Pérez desarrolla el programa de radio por internet “Esta Bigornia” junto a Jorge “Chavalazo” López en 2014, de un formato muy similar a La Paja, y Medina el mismo año se inicia en las aventuras del podcasting inspirado en el show WTF de Marc Maron, creando el podcast “El Pecado Permanece” que empieza a circular en iTunes y las principales aplicaciones para reproducir este tipo de contenido. Pérez también desarrolló la escuela de comedia “El Comedy Lab” dando talleres y seminarios con proyección internacional, donde ya se le ha invitado a impartirlos en El Salvador y próximamente México. Medina por su parte, estuvo en Los Angeles, California llevando el curso Comedy Writing For Late Night TV Shows en la famosa academia de comedia The Second City, llevándolo luego a desarrollar el show Políticas De La Empresa, que como bien dice el título, se especializa en humor político a la Colbert y Jon Stewart

Como dicen por ahí, pasó mucha agua debajo del puente. Pérez y Medina no se hablaron por años hasta que un día, a petición de amigos en común, se reúnen y hacen las paces luego de tener sexo homosexual de reconciliación.

Es broma. Lo cierto es que Pérez y Medina siempre continuaron trabajando juntos en otros proyectos, entre ellos como escritores y creativos para La Media Docena y presentaciones en numerosos shows de Stand-Up Comedy, hasta que un día deciden reunirse para una emisión sorpresa de reunión “La Paja Nocturna” dentro de un episodio de “El Pecado Permanece”. Todo a modo de prueba, para ver cuánta gente los recuerda y sigue cerca de 6 años después de haber salido del aire.

Meses después hacen una emisión en vivo con la nueva tecnología disponible de Facebook Live Streaming, teniendo un éxito descomunal en respuesta y gente conectada. Efectivamente la Comunidad Pajera estaba viva y coleando.

Precisamente es el avance en tecnologías de streaming y podcasting, además de dos negociaciones con dos emisoras nacionales que no llegaron a nada, lo que motiva a Pérez y Medina de volver con La Paja aprovechando todos estos avances.

Es así como para Agosto del 2018, con un Medina y un Pérez más maduros y fuertes que nunca,  La Paja Nocturna regresa en formato Podcast, si bien con menos música (los podcast tienen reglas muy estrictas al respecto del uso de música registrada en copyright y pago de regalías), ahora con más experiencia, más tecnología, más producción…pero siempre con menos talento.

Para inicios de 2019, dan un paso más adelante y deciden empezar a grabar episodios ante una audiencia en vivo, distribuyendo las grabaciones entre distintos bares y teatros de San José y Heredia. Eso los hace el único podcast en Costa Rica que graba con público en vivo (hasta que alguien más lo haga y se venda como el primero en hacerlo, una maña muy lamentable del tico: copiar ideas y no dar el crédito)

La respuesta ha sido estupenda, con fieles fans asistiendo frecuentemente a las grabaciones, y Medina y Pérez integrando nuevas secciones que incorporan al público tales como “Infames Perfiles / Perfiles Infames” y “La Paja Pregunta”.

Y entonces…Esto es La Paja Nocturna

Escucha Todos Los Episodios Browse La Paja en Spotify Browse La Paja en iTunes
Browse Radio Public Browse RSS

0Shares